1 dic. 2016

Sin lagrimas


Un sabio dijo:

Cuando puedas contar tu historia sin derramar lagrimas sabras por dentro que te curaste.



Estas palabras deben ser un decreto para todas las personas que pasaron un duelo. Sanar espiritualmente y sentimentalmente es lo mejor que puedes realizar tras un duelo. 

Recuerda que siempre el pasado nos enseña y nos da una lección, saca el lado bueno de el y trasmite como experiencia. 

Cuando logres meditar profundamente y restaurar tu actitud ante el pasado, o de la misma manera arreglándolo, enfrentándolo y cerrando ciclos, seguro podrás hablar sobre ello sin ningún remordimiento, tristeza, rencor o malos pensamientos.

Recuerda que la mente en paz, el corazón en paz y el pasado, son cosas que en tu presente deben de coordinar bien.

Muchas veces ni nos damos cuenta cuando sanamos por dentro, simplemente pasa el tiempo, nos ocupamos y adquirimos nuevas experiencias, expectativas de la vida y sobre todo, valor para enfrentar cualquier cosa.